martes, 24 de noviembre de 2009

CARIÑO, AMOR Y CORAZÓN




Si hay algo que me pone los pelos de punta es que a mi nombre (al de verdad de la buena) le pongan diminutivo. Que digo yo ¿pa qué? Con lo mono que es con sus cinco letricas.

Otra cosa que no soporto es las personas que por menos de nada te llaman cariño, amor, corazón y sus derivados.

Hay mucha gente que lo tiene como coletilla, yo tengo que reconocer que me costó un poco quitarme la manía de terminar cada frase con “¿vale?” o “¿sabes?”O para tocar más los pies “¿sabes lo que te digo?”. Sé que para estas personas su “cariño” o “mi amor” no tiene más sentido que mis frases hechas; pero lo que más me jode es que te estén dando por c*** bueno por saco y te suelten un “mi amor” o un “me entiendes, cariño?”

Te dan una ganas de decirle “ni soy tu amor ni tu cariño ni nada de nada, así que deja de tocarme lo huevos de una p. vez”

Pero no, hay que se condescendientes y si ellos te están diciendo, transcribo textualmente lo que me han dicho hoy “mira, cariño, si a ti no te va a costar nada mirar el precio en esas tablitas de tarifas que tenéis vosotros, mi amor, anda míramelo y dímelo por teléfono y no me hagas que te mande un mail, anda guapa hazme ese favorcito” a mí lo que me dan ganas es darle una PATÁENTOÁLABOCA (como diría la Mala Rodríguez) para que deje de decir gilipolleces.

Pero bueno te metes al lengua por el único sitio de tu cuerpo por donde no debe entrar nada, solo salir( esta es la teoría de los agujeros que algún día os contaré)y le contestas de buena maneras que haga el favor de mandarte un mail con lo que quiere saber porque con el programa nuevo tiene que estar registradas todas la peticiones que hacen los clientes; aunque en realidad lo que le quieres decir es “a ver, tonto a las tres, que tenía yo toda la mesa empantaná haciendo un presupuesto para un albergue de multiaventura en la Selva Negra con una excursión a una mina chungo que te cagas, y no voy a dejar todo por atenderte a ti, CO-RA-ZÓN”

Pues nada lo dejas y se lo dices, que pa eso estamos, pa tontolabas como él, eso si te despides con “un abrazo” lo más falso posible.

EL colmo de los colmos es cuando te disculpas diciendo que sientes ser tan pesada por preguntar a un proveedor todo los detalles de su establecimiento porque quieres estar informada para cuando el cliente te pregunte a ti (porque eso pasa y luego te pilla en bragas), y el coge y te responde tal que esto: (os lo juro por Arturo)



Todo bien! nada de pesada!


Ayúdame a ayudarte ! .... es mi lema.


Estoy seguro que además de muy tierna y simpática eres bonita, por lo que de pesada, nada!


:))

Ojiplatica me dejo el colega, ¡¡¡ pero estamos locos o k????!!!! Pero a ver amparo que no me conoces de nada, que lo que te he dicho de por favor y gracias era por ser polite…

Si es que lo que no me pase a mi…. Os juro que no le pasa a “naide”

5 comentarios:

carla dijo...

Oye, cariño, que veo que también te toca hacer el pino puente...jajjajaj...Bueno, amor, que te sea leve...jajaja

chapete dijo...

Cualquier momento es bueno para flirtear... pero con buen gusto, por favor, nada de cariño, corazon, etc

ynosek(+)kontarte dijo...

UY UY UY .... pero qué le pasa a mi casioooooooooo?????????


el tipo del mail .... brutal.

Sherezade dijo...

Permitime corazón que te diga algunas cosas mi vida!!.

Jajajaja, veo que te da una bronca parida que te llamen de esos modos los desconocidos, pero bueh, que a veces me pasaba lo mismo y te entiendo perfectamente mi reina!!!.
jijiji

Besotes (y no agregaré na para no ponerte en guardia) :(

Laura dijo...

Yo detesto especialmente "princesa" y "cielo".

Besos.