jueves, 4 de junio de 2009

LO DE AYER ...




Lo que os iba a contar ayer, os lo voy a contar hoy, que ya toca que como siga recapitulando datos al final edito una trilogía como los de Milenium o como los de Crepus como los llama mi prima la charlatana. A lo que voy.
Que el lunes estaba yo con mi constipado de la muerte, porque claro esa es una de las consecuencias de irse de concierto en la ancianidad, ponerse pocha, y compartiendo mis conocimientos con una compi nueva cuando se acerca una de las jefecillas a comerme un poco la oreja….
“Casiopea… mira… que desde La Central nos han pedido una persona de confianza para que vaya a echarles una mano con un evento que están preparando y han dicho los superjefazos que fueras tu” Yo intente poner la sonrisa más creíble que me permitía la única neurona que no había sucumbido al dolor de los mocos y cual Miss Universo recién elegida solo pude decir “Yoooo, no me lo puedo creer, porque yo” Cuando en realidad estaba pensando, ”por qué coñonodejaisdetocarmelohuevosdeunaputavez, mecagoelá” .
Pero claro, son a cosas a las que no te puedes negar, no puedes decir “Jo, mama que lo haga tata” o “joooo, porque yo, que lo haga otro que yo ya estoy con otro marrón”
Pues a los dos minutos me entró el nerviosismo y la angustia típica en mi, COÑO ¿QUE ME PONGO? Que últimamente voy con vaqueros y mis alpargatas de esparto verdes o rojas dependiendo de la camiseta y si me apuras y me apetece ponerme un poco más mona me planto mis recién adquiridas Levi´s Strauses de esas que se llevan este año chupisktecagas dadas la vuelta pa trás.
Bueno pues que no hacía falta que me pusiera mona porque mona yo ya soy pero que fuera un poco más arregladita que allí la gente es muy pija…
Pues el martes cojo yo, mis pantalones de lino blancos de los domingos, mi camisa negra (la de Juanaes no, que esa es la de invierno) el bolso blanco de los domingos y las chanclas de dedo blancas. El tanga color carne pa que no se trasparente y el sujetador de relleno (a no, que de esto no uso) Me echo antiojeras, polvos traslucidos, raya, rímel, lentillas…. Me miro y… OSTIAS QUE GUENA QUE ESTOY, solo me falta una cosa, a ver donde la puse… a ver en este cajón.. Si, mira, aquí está LA SONRISA.
Y camino pa la central que me fui, por el camino iba yo pensando en to lo que me pesaba el bolso, con los clínex, el desodorante y los polvos por si acaso, con la botella de agua, el abono, las llaves…. Y mil cosas más. Y aparte de eso me dio por pensar que a lo mejor era una oportunidad de cambio, que fuera con buen rollito, ese que había dejado en el mismo cajón que la sonrisa, que fuera con optimismo que seguro que El Mundo se ponía a mis pies y si me apuras hasta el Marca y el Expansión
Llego y mil controles de seguridad, viene un chico a buscarme, más majete y más normal, tres días he tardado en aprenderme su nombre… Y subo pa arriba, que como no me pico la araña ayer no sé subir pa abajo. Y se abre una puerta y otra y ven por aquí… y tachannnnn
Madre de Dios que fauna, menos mal que yo tengo tablas, se torear y venia preparada. Que fashion y que divino todo, parecía un pase de modelos, yo creo que esta empresa en el departamento de recursos humanos en vez de hacer entrevistas hacen casting.
Mira Casiopea estas Federica que te va a decir los que vamos a hacer y para que te necesitamos. Yo me sentía como una neurocirujana que solo ella sabe lo que hay que hacer. Pues no que lo que hay que hacer es llamar y confirmar si los señores estos tan renombrados van a venir al evento y pedirles el mail… Joer que guay si esto es fácil hasta pa una rubia como yo.
SI, pero aparte de esto vas a hacer esto otro y esto y espera que viene B y nos comenta. B, es un chico con una sonrisa perfecta más flaco que un palo que lo primero que me dijo fue “Casiopea verdad? Gracias por venir a ayudarnos” Dená chato que pa eso estamos pensé mientras que decía “no, gracias a vosotros por contar conmigo” Toma ya que se note que el botellón lo hacia delante de un colegio.
Bueno al o que voy que me han sentado en un sitio rodeada de megapijas, con megamasters, con mega cursos y mega joyas.
De esas como las del barrio de la pili que se ha tirado una hora delante del espejo para parecer que no se han peinado, que la falda tan mona que llevan se la compraron de rebajan es una tienda de Serrano y solo les costo tropocientos mil leuros.
Lo que más gracia me hace es que llegan, dejan el bolso, abren el cajón cogen una bolsita y se van al baño, a los minutos vuelve otra chica súper fresca y súper natural con tres quilos de maquillaje y cuatro litros de colonia, y así siguen a lo largo del día. Siempre divinisimas de la muerte.
La verdad es que el curro me gusta y desde el martes no me he quitado la sonrisa, eso si hoy me he puesto mis esparteñas verdes chillón que pa eso me las he compraó y lo primero que he dicho ha sido “anda, leche, si mis alpargatas hacen juego con la moqueta, que vengo de incognito y no me he dado cuenta”, no me ha mirao bien, pero como tampoco les he hecho mucho caso pues me ha dao igual la verdad.
Pero bueno, parecen majas e incluso creo que me podría acostumbrar a oír todos los días “estuve jugando al pádel ayer y he cogido colorcito” “me voy a Nueva York el lunes, que perezaa” Lo peor va a ser el lunes cuando vuelva a mi oficina y suelte bien alto




YO ANTES ERA COMO VOSOTRAS Y AHORA SOY, PIJAAAA!!!!!

2 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Bueno, bueno, lo importante es mantener la sonrisa, ¿no?, Besotes y miaaauss!!

sonia7386 dijo...

jajajajaja que gracia!!!! pues si te cuento yo la historia de tus esparteñas en mi pueblo.... porque resulta que aqui hace años no se llevaban y cuando se empezaron a ver fue en verano cuando llegaban los madrileños por lo tanto las esparteñas eran identificativas de... gente pija!!!! jajajajaja y la verdad es que si te fijas en la qgente que mas lo lleva es gente pijita... jajajajaja