lunes, 15 de diciembre de 2008

A REMOJO COMO UN GARBANZO


El fin de semana iba a ser de hecatombe, de domingo de super resaca anunciada a los 4 vientos, pero como todo en mi vida se me da la vuelta pues ha sido un finde de relax.
El Sábado después de pasar un frío que te cagas y calarme hasta las orejas conseguí llegar a casa y por H o por B (por los vecinos y por el móvil) no me pude echar una siesta como Dios manda.
La cosa es que una a una se fueron rajando las otras dos “miembras” del trío calavera lo que significaba que me tocaba quedarme en casa… NOOO!!!! Pero bueno que he hecho yo para merecer esto VAMOS A SALIR PORFA PORFA PORFAAA!!! Si que más da que en Madrid este nevando si en nuestro antro hace calorcito… Intente chantajearlas con copas gratis de Bacardí pero es que ellas son más de Vodka y de Santa Teresa y no hubo manera… Jo, mierda, con las ganas que tenia yo de pintarme el ojo y reírme un rato….

El domingo habíamos quedado para ir a unos baños Árabes que hay en el centro… Hummm que gustito, con el frío que hacia fuera lo de meterte en el agua caliente, más caliente todavía o fría que te cagas viene que te mueres de bien. Que gustito oyendo solo los chorritos de agua, flotando de un lado para otro con la única preocupación de no chocarte con el de al lado. Lo único malo que tuvo la cosa es que había que estar en silencio y me costo Dios y ayuda, o tendría que decir Ala y ayuda por ser baños árabes….

La cuestión es que cuando conseguí superar la primera prueba, que era la de estarme calladita, conseguí tele transportarme a la época Nazarí e imaginarme que estaba en la mismísima Alhambra, o en la judería cordobesa, y mi mente empezó generar historias propias de las mil y una noches… menos mal que como no soy capaz de estar mucho rato sin hablar deje de divagar y tuve que ir a buscar a mi friend para contarle mis ultimas andanzas por tierras morunas.
Hay que ver la imaginación que tengo y en el poco tiempo que le pongo en marcha.

La experiencia, digna de ser repetida, ayudó a que vaciara mi cabeza de las tonterías con las que la había llenado la tarde anterior, que lavara algunos pensamientos que estaban un poco sucios, que otros se ablandaran y los que ni siquiera tendrían que estar se diluyeran con el agua cual aspirina efervescente… Una maravilla….

Y como guinda del pastel un paseo por MI GRANVIA…. No podía pedir nada más. No lo necesitaba, tenia todo lo que podía desear, e incluso más….
P.D. Yo soy la de la derecha. A que soy mona?

5 comentarios:

leoygano dijo...

bonito blog y bonito relato

muchojose dijo...

No saliendo de fiesta has podido disfrutar de un fin de semana completo. Si hubieses salido te hubieses pasado el domingo moribunda en el sofa.
además por las noches solo hay borrachos, maleantes y gentes de mal vivir...
Besitos

Duncan de Gross dijo...

Suscribo lo que dice muchojose!!, jajaja, un besote!!

danae rain dijo...

Las dos sois muy monas, no sé por cual decantarme. A mi también me encanta zambullirme en baños, spás y todo charco con agua caliente en invierno y fría en verano. Realmente es reparador, como dices, se ablanda todo, hasta los callos, y se deja lastre que es cosa importante. Me alegra que tuvieras ese estupendo dia. Besitos

Marisabidilla dijo...

Casiopea: a mí me pasó igual... todo el finde en casa. Eso sí Marido y yo nos dimos un hombenaje y nos trincamos un Ribera para la cena del sábado, unos cubatitas y a por el postre.