lunes, 30 de marzo de 2009

4 OJOS, BUENO NO 6

Que dice la garrapata que últimamente escribo cosas mu raras en el blog, y viendo la entrada de Chasky de hoy me ha dado por pensar el por qué no me opero yo de la vista.

Ya se que me dije a mi misma que no iba a empezar a leer ningún blog más que luego me enganchan y es otra tarea má a hacer todos los días, pero viendo que hay dos por hay que no actualizan desde que El Mundo es Mundo pues he tenido que rellenar esos minutos con otra distracción, bueno a lo que voy que no me opero de la vista porque no tengo pesetas, ni pesetas ni singapurines, por que me da miedito (saltar en paracaídas y hacer puenting no, pero esto sí) y sobre todo porque si me operara de la vista no tendría cositas que contaros de las que me han pasado con las diferentes gafas-lentillas que he tenido desde mi infancia.

Pues todo empezó a los 11-12 años, mi madre empeñada en buscarle una explicación ilogica al por que yo no quería estudiar (simplemente porque no me daba la gana, era vaga y punto) me llevo a la óptica y le dijeron que tenia un poquito de miopía que poniéndome gafas no me iría a más, mentira y gorda. Pues bueno, pues me plantaron unas gafas de esas de pasta feas que te cagas rojas por arriba y blancas por abaja que me tapaban media cara. No melas ponía mucho porque no me hacían falta, tenia muy poca graduación.
Luego en el instituto las cambien por unas con la montura de metal porque aquellas ya no me gustaban, yo ya era una adolescente mu presumidilla que solo se ponía las gafas para estar en clase, en cuanto sonaba el timbre me las quitaba como si me quemaran, no fuera a ser que aquel chico que me gustaba de la clase de al lado me viera con ellas puesta. En aquellos entonces no se habían inventado las fundas duras porque lo que en una de estas que estaba haciendo pellas, tirando todas las mochilas en el parque para que sirvieran de almohada se rompieron los dos cristales, los dos… vaya bronca de señora madre…

Creo que el momento justo de decisión de ponerme las gafas para tó el día fue aquella vez que después de estar llamando al gato durante 5 minutos y que no viniera me acerque y comprobé que eran las zapatillas de peluche que me había regalado mi hermana para reyes y que estas, sin estar mis pies dentro no se movian… Esto es en serio, de verdad de la guena

Luego, como estaba empezando a no ver tres en un burro pasamos a las lentillas, porque claro no veía pero quería estar mona y por aquellos entonces gafas y estar mona no era compatibles.
Eran de ultimo modelo. Blandas, de las que duraban un par de años pero que había que echarlas en un botecito y echar primero una pastilla y luego otra, con el consiguiente despiste mío de no saber que pastilla tocaba y ponérmelas sin haberlas “aclarado” y cagándome en todo por el escozor de ojos.

Yo no he tenido nunca problema por ponerme la de un ojo en el otro porque tengo la misma graduación en los dos así que daba lo mismo un ojo que otro, lo que si que he hecho mil veces y sigo haciendo es ponérmelas la revés, con las costuras pá fuera, y claro una de dos o el ojo acababa escupiendo la lentilla o lo ves todo del revés (esto es coña)

Otra vez yendo de camino al pueblo, en el coche me doy cuenta que no veía bien por un ojo, y me pongo a buscar y a buscar la lentilla por todo el coche, pero disimulando para que madre no se diera cuenta y no me arreara una colleja cuando llegue al pueblo y me miré en el espejo me di cuenta que la lentilla se me había doblado y que se me había metido por el lagrimal y yo tan pichi que ni me dolía no nada.
Lo de dormirme con ellas puestas es de lo más normal y aún hoy lo sigo haciendo.

Yo siempre he querido tener los ojos azules… otras quieren tener más tetas (a mi con las dos que me pusieron me basta y me sobra) pues en una de estas me dio por comprarme unas lentillas de colores, eso si graduadas, porque de nada me serviría ponerme los ojazos azules y no ver al que se me acercara, que eso puede ser mu peligroso. Pues yo, como chula que era, me ponía una verde (que el azul no me quedaba bien) y otra transparente… y no veas como molaba yo sola. Y cuando me decían “Anda si tienes un ojo de cada color” yo contestaba “si, es genético” jijij, que panda….como se me iba la oya. Menos mal que Kurt Kobain se suicido que si no …. Yo no valia para gruchera, si es que no…Ainnnsss esos Grren Day… andeandaran…

Luego me compre otras gafas, más monas, y luego otras más a la moda, y luego creo que otras, que llevo una jarta de años sin ver un pimiento, hasta que este año, en las refajas, me compre dos pares (¿os acordáis?) así que me pongo unas u otras según me dá.

Ahora tengo lentillas de esas de usar y tirar, con dos cajas al retortero pero mu apañás porque no tienes que ir con los líquidos ni pastillas a todas partes, y siempre tengo un par en cada bolso sabadero pro si alguna noche la paso fuera de casa, que no se ha dado el caso entoavia pero la esperanza es lo último que se pierde.

Este verano he descubierto que puedes ir a la playa con las lentillas, y que te puedes bañar porque antes era un poco angustioso salir del agua y sentirte como los de “Perdidos” hasta que encontrabas tu sombrilla. También he descubierto otra cosa respecto al top less pero ese es otro tema.

Aun después de tantos años y de no tener tantas dioptrías como aparento sigo teniendo miopía y solo miopía en los dos ojos y la misma graduación, eso si también sigo sin oir cuando me quito las gafas… hay cosas que no tienen explicación y esta es una de ellas.
La gente se monda cuando les digo no me hables que me he quitado las gafas y no te oigo.


P.D. lo de los 6 ojos tiene su explicacion, pero es un secreto...

7 comentarios:

*Jota* dijo...

Hola casioooooo,he vuelto. jajajaj, ya no soy el charcolpinero. Bueno,fue un rollo en plan fenix, murí,resucitè y ahora soy Jota,q soy mas wuay q la pija de movistar. Bueno,q este es tu blog, noel mio, no se q hago hablando tanto.

q me ha encantado tu post sobre ojos y lentillas, q los gafi gufi nos sentimos muy identificados. yo tambien pasé por esas gafas q parecian heredadas de mi abuela, y luego pasé por esas de hierro q se enfrian por la noche y por la mañana parecia q te habias puesto dos hielos ( un punto para el cutis) pero yo cometi el error de antes de empezar por las lentillas blandas,empece por las duras y si,bien duro q fue. tardaba,sin exagerar, entre 35 y 37 minutos en ponermelas. fue traumatico, y pense q estaria condenado a ser un gafigufi por toda la vida,pero no,las lentillas blandas llegaron a mi vida.Consejo, pidelas en varias opticas, y tendras lentillas gratis varios meses con la excusa de: ay mira,es q yo keria probar lentillas, porq nunca he tenido ( por favor, no pregunteis con las lentillas de la optica anterior puestas,poq no colaria jajajaja)
saludos a todosssss

Duncan de Gross dijo...

Uff, yo ando igual, fuí a operarme hace 5 o 6 años y me dijeron que tenía la retina muy fina y que no era recomendable, quizás ahora si que pueda, pero me da el cangui y no voy...

carla dijo...

Animo, yo me he operado y es una pasada, sales del quirofano viendolo todo tan bien, que no te lo puedes ni creer. Es más el miedo que pasas, que lo que es realmente la operación. Animo, y así te olvidad de gafas y lentillas, aunque no te creas, a veces las echo de menos...

CASIOPEA dijo...

A ver que no os lo he dejado claro...

QUE NO ME VOY A OPERARRRRR!!!!

Que con las gafas estoy divina de la muete y a mi lo que me sobran son kilos no dioptrias, que de esas tengo las justas.
OK MONKEYS?

Quique dijo...

Que Dios te conserve el oido, pues. Y la escritura...

Alfa dijo...

Las gafas son el marco ideal para la hermosa obra de arte que son tus ojos. Resaltan tu belleza y centran la atención en esas dos estrellas que iluminan el camino, ¡por dios no parpadees que me doy contra un pino!

...yo tampoco me operaría... los quirófanos no me gustan nada de nada...

saludos

sonia7386 dijo...

jajaja anda que no has tenido movidas con las gafas o lentillas ni na!!! yo es que no uso... a lo sumo he podido tener alguna historia con las gafas de sol pero naada mas-!! jejeje